Alberto Fernández busca aliados internacionales: primeras reuniones en México, agenda con Trump y guiño de Bolsonaro

0
0

En su primer día de gira, el presidente electo preparó preparó su encuentro con López Obrador y ultimó detalles de su plan para cazar inversiones.

A 38 días, el presidente electo busca fortalecer las relaciones internacionales.

A 38 días de que se produzca la transición presidencial, Alberto Fernández busca fortalecer las relaciones exteriores de su futuro gobierno. El sábado llegó a la ciudad de México para reunirse con el jefe de Estado Andrés Manuel López Obrador en su primer viaje al exterior desde que ganó las elecciones nacionales. Además, recibió un guiño de Jair Bolsonaro para intentar acercar posiciones y trascendió que tras asumir planea viajar a Estados Unidos para entrevistarse con Donald Trump.

Fernández arribó por la mañana del sábado a México, acompañado por el diputado Felipe Solá, Santiago Cafiero y su pareja, Fabiola Yañez, quienes fueron recibidos en el aeropuerto por el embajador de la Argentina en el país, Ezequiel Sabor, y el secretario de Asuntos Latinoamericanos de la cancillería mexicana, Maximiliano Reyes Zúñiga.

En la agenda prevista para la visita al país centroamericano, figura un encuentro el lunes con el presidente López Obrador; una clase magistral en la Universidad Nacional Autónoma de México, y una cena con cinco grupos de empresarios, entre ellos, el que responde a Carlos Slim.

López Obrador fue uno de los mandatarios que felicitó a Fernández por el triunfo en las urnas hace una semana. “El Gobierno de México felicita a Alberto Fernández por su triunfo en las elecciones presidenciales y reitera su plena disposición para renovar los lazos de amistad y cooperación que históricamente nos unen”, expresó el gobierno de México cuando se conocieron los resultados.

El exjefe de Gabinete adelantó durante la campaña que busca rearmar la integración regional y anhela apuntalar un armado progresista similar a la Unasur, por lo que volverá a encontrarse con el Grupo de Puebla, en un segundo encuentro luego de su regreso de México.

El guiño de Bolsonaro
El presidente brasileño moderó su discurso frente al futuro gobierno de Alberto Fernández al señalar que “la Argentina precisa de Brasil y Brasil precisa de la Argentina”, al tiempo que dejó abierta la posibilidad de enviar a un representante a la ceremonia de asunción del líder del Frente de Todos.

El leve giro en el discurso del jefe de Estado de Brasil se dio un día después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, llamara por teléfono a Fernández para felicitarlo por su victoria electoral y manifestarle su apoyo para que la Argentina “logre superar los desafíos económicos”.

“La Argentina precisa de Brasil y Brasil precisa de la Argentina”, manifestó Jair Bolsonaro tras las fuertes críticas que había dedicado a Fernández y que llegaron incluso al plano personal cuando el diputado Eduardo Bolsonaro, hijo del mandatario, se burló de Estanislao, el hijo del presidente electo.

Si bien el presidente del vecino país mantuvo en parte su tono duro al reiterar con que “no” piensa “llamarlo” a Fernández “para desearle suerte, ni tampoco ir a la asunción del mando”, hizo un guiño a la posibilidad de enviar a un representante de Brasil al acto institucional del 10 de diciembre.

Bolsonaro había expresado su apoyo a la reelección del presidente Mauricio Macri y luego de la derrota del mandatario en las urnas se animó a declarar que “la Argentina eligió mal”, a lo que le siguieron más críticas y la burla de su hijo. Tras esas manifestaciones, el canciller Jorge Faurie no quiso cursar una queja formal a su par brasileño para evitar una escalada peor, pero sí envió una carta de protesta al embajador de Brasil en la Argentina, Sergio Danese.

El evidente enojo de Bolsonaro con el resultado de las elecciones nacionales no solo se dio por las diferencias ideológicas que lo separan de Fernández sino también por el reclamo público del presidente electo por la libertad del exmandatario brasileño Luiz Inacio “Lula” Da Silva.

La nueva postura, más moderada, de Bolsonaro frente a la Argentina se enmarca no solo en el contacto que Estados Unidos tomó con el futuro Gobierno sino también en la preocupación que la escalada verbal generó en empresarios de ambos países por el destino del comercio en el ámbito del Mercosur.

Reunión con Trump
Fernández ya tiene en su agenda una eventual reunión con el mandatario estadounidense, Donald Trump, aunque todavía sin fecha. Además, evalúa un posible viaje a Texas, uno de los centros mundiales de la industria petrolera, para sondear inversiones en Vaca Muerta.

Un día después del llamado de Trump para felicitarlo por su triunfo electoral, TN.com.ar pudo confirmar que ya comenzaron a pensar en una eventual reunión bilateral luego de su asunción el 10 de diciembre. No obstante, destacaron que existe la posibilidad que antes de visitar la Casa Blanca, Fernández viaje a la ciudad de Houston, en el estado de Texas, por un tema relacionado con Vaca Muerta.

Si bien no precisaron el asunto puntual que motivaría ese viaje, desde el entorno de Fernández trasciende desde hace varios meses la importancia que le otorga el presidente electo a ese yacimiento de gas y petróleo, en relación a las finanzas de la Argentina en su futuro gobierno.

La idea de promover mayores inversiones en Vaca Muerta para aumentar las exportaciones y elevar así el ingreso de dólares a la Argentina no es ningún secreto y la ciudad de Houston, donde se ubica una de las mayores industrias petroleras del mundo, podría ser clave para ese plan.

Comentários no Facebook