Colapso sanitario en Paraguay: ocuparon todas las camas de terapia intensiva

0
0

Paraguay sigue al borde de la cornisa con el incesante aumento de coronavirus que colapsó el sistema de salud y obligó al gobierno a tomar medidas restrictivas que enojaron a la población.

La directora de Servicios y Redes de Salud de Paraguay, Leticia Pintos, informó que las 655 camas existentes en todo el sistema público del país están totalmente ocupadas, así como las 92 camas habilitadas para reanimación.

La funcionaria adelantó que se trabaja en la habilitación inmediata de más camas de Terapia Intensiva en diferentes centros hospitalarios del país, priorizando las zonas de mayor demanda por la pandemia pero los efectos del colapso se está empezando a sentir.
«Estamos hablando de un 100% de ocupación a nivel Central, a nivel capital y, desde anoche, a nivel país. Estamos trabajando de manera ardua para instalar más camas de Terapia Intensiva, de internación y reanimación», dijo Pintos en una conferencia de prensa en la que también confirmó que este fin de semana serán habilitadas 16 nuevas camas en el Hospital Nacional de Itauguá y otras en Alto Paraná, según informó el medio paraguayo Última Hora.

Un dato que expresa el alto nivel de contagio que hay en Paraguay es que el jueves el gobierno habilitó 42 camas de internación y al día siguiente, 30 fueron ocupadas.
Con este cuadro de situación, el ministerio de Salud coordina con las Fuerzas Armadas y el ministerio de Defensa la posible habilitación de camas de internación en un centro militar con la colaboración de personal médico castrense.

El aumento de casos en Paraguay desató una crisis política que puso al presidente, Mario Abdo Benítez, al borde del juicio político. Finalmente, los legisladores que responden a la agrupación «Honor Colorado» del expresidente, Horacio Cartes, terminaron salvando a Abdo luego de semanas de tensiones internas.

Ahora, el cartismo apunta a quedarse con lugares claves dentro del gabinete como el ministro del Interior y otras áreas estratégicas.

Comentários no Facebook