Elecciones 2021: cómo frenar la desinformación en redes sociales y WhatsApp

0
0

Las plataformas más importantes anunciaron políticas de transparencia para mantener la integridad en el marco de las PASO y las legislativas. Los antecedentes en el mundo.

Elecciones 2021: cómo frenar la desinformación en redes sociales y WhatsAppLas redes sociales y las elecciones, una combinación que tuvo escándalos como el de Cambridge Analytica.

Con las PASO 2021 cada vez más cerca, una vez más las redes sociales están en el centro de la escena por las posibles campañas virales, la desinformación y también los avisos enfocados en un público específico dentro de las diversas plataformas.

“Definitivamente desde la perspectiva de inserción en redes sociales de la política, la posibilidad de administrar volúmenes de contenidos es sumamente difícil por la cantidad de usuarios que existen hoy en cada red (aproximadamente 2700 millones en FB, 1500 millones Instagram, 2000 millones de usuarios en WhatsApp). Esto se evidencia además por la cantidad de cuentas con identidad falsa que tienen una actividad profesional, social, imagen, que son fake y que son motor para la construcción y viralización de noticias falsas, con orientación política” explicó Gabriel Zurdo, CEO de BTR Consulting, especialista en seguridad informática, riesgo tecnológico y de negocios.

Son muchos los países, con Estados Unidos y varios de Europa a la cabeza, que buscan regular a los gigantes de Internet en general, y a Facebook en particular, especialmente por la interferencia extranjera en la elección estadounidense de 2016 en el escándalo conocido por el nombre de la agencia Cambridge Analytica.

En mayo de 2018, se publicó que la consultora habría utilizado su plataforma para obtener datos de 87 millones de personas que habrían sido utilizados en las elecciones presidenciales de Estados Unidos a favor de la elección de Donald Trump.

“El caso emblemático de Cambridge Analytica demostró que la cantidad de información que se comparte en Facebook y la posibilidad de manipular los contenidos obliga a las plataformas de redes sociales a intentar regular y controlar lo que publican los usuarios en imágenes y en mensajería, contenido que en principio es privado y que no puede ser intrusado, como parte de su política de privacidad”, aportó Zurdo.

Los problemas con el uso de información de la red social prosiguieron, a pesar de los intentos de la empresa por cambiar la percepción de los gobiernos y los usuarios. Las otras compañías -Google, Twitter, Amazon y Apple, principalmente- también empezaron a sufrir la misma suerte.

“El ejemplo claro que tenemos pasó en las últimas ocasiones por los casos Bolsonaro y Trump. En el caso de Bolsonaro en las elecciones de 2018, fue quien tuvo menos cantidad de apariciones públicas y menos cantidad de minutos en la TV en cuanto a participación televisiva y spots, en contraposición con la utilización de WhatsApp como medio. Claramente en los sondeos que se dieron durante el acto se evidenció que cerca del 67% de los votantes de Bolsonaro, utiliza WhatsApp contra el competidor directo. Además, la comunidad brasileña tiene una tendencia más marcada de creer en lo que se difunde por WhatsApp, que el resto de los países de la región”, agregó Zurdo.

Facebook y las PASO 2021
Dueña de Instagram, WhatsApp y la red social homónima, la empresa de Mark Zuckerberg anunció una serie de medidas para mantener la integridad en las elecciones de 2021.

“Durante los procesos electorales, desarrollamos herramientas para dar más transparencia a la publicidad política y electoral y concretamos alianzas con organizaciones verificadoras de datos, como parte de nuestra estrategia integral para evitar el uso indebido de Facebook y sus aplicaciones”, explicaron desde la compañía. Por ese motivo por ejemplo se deberán registrar los que quieran hacer anuncios políticos. Y también trabajaran activamente en determinado tipo de campañas, como las que buscan que la gente vote de manera equivocada para invalidar sufragios adversarios.

Algunas de las medidas que detallaron son:

– Transparencia de anuncios. Se requerirá una autorización y se pedirá un DNI para hacer la publicidad. Los usuarios también podrán saber quién pagó una publicidad, buscar información acerca de por qué lo ven y también elegir ver “menos publicidades de este tema”.

– Biblioteca de anuncios. En Argentina, los anuncios sobre elecciones o política que se hayan mostrado en Facebook e Instagram están indexados en la Biblioteca de Anuncios desde septiembre de 2019. Esta herramienta permite ver los anuncios que corrieron en todos los servicios de la plataforma, con información relativa a cuánto se gasta en cada anuncio, qué alcance tiene y qué entidades lo financian.

Estos anuncios son visibles independientemente de si están activos o no, y quedan almacenados en la Biblioteca durante siete años. La Biblioteca es pública y cualquier persona puede ver y buscar anuncios por palabra clave, nombre o página. La herramienta también ofrece opciones de seguimiento personalizado a través de la API de la Biblioteca, e informes con datos sobre el gasto de los anunciantes y el gasto por región geográfica, entre otros.

– Combatir la desinformación

Eliminan cuentas y contenido que infrinjan las Normas Comunitarias y Políticas de publicidad.
Reducen la distribución de noticias falsas y de contenidos inauténticos como los clickbaits.
Informan a la gente dándole más contexto sobre las publicaciones que ven.
Elecciones y WhatsApp
La plataforma de mensajería es la más usada para conversar pero también para enviar y viralizar información, que muchas veces puede no ser cierta.

Además de ciertas herramientas que aplicaron en el mundo entero, como las etiquetas de “reenviado” o “muchas veces reenviado” y los controles en los grupos, para elegir quién puede sumar miembros o escribir en esos espacios, WhatsApp también buscará combatir la desinformación con tres medidas.

Registro de cuentas: usan un sistema de detección para evitar la creación automatizada de cuentas. Un 20% de las cuentas automatizadas son bloqueadas en el momento en que son registradas.

El comportamiento en las cuentas: utilizan inteligencia artificial para detectar conductas anormales, como enviar mensajes o crear grupos más rápidamente que el que le insume a una persona. La combinación de estos dos recursos nos permiten identificar y eliminar un 75% de las cuentas infractoras. “Cada mes se anulan ocho millones de cuentas de WhatsApp en el mundo”, detalló Paloma Szerman, Gerenta de Políticas Públicas para América Latina en WhatsApp.

Las denuncias de usuarios: WhatsApp incentiva a los usuarios a bloquear o denunciar cuentas que envían mensajes no deseados. Una cantidad significativa de reportes lleva al bloqueo de cuentas.

Comentários no Facebook