Luego del recorte del IFE, el gobierno prepara medidas de ayuda social para contener los reclamos de fin de año

0
3


Tras la decisión de no pagar el IFE 4, como se hubiera llamado la cuarta entrega del “Ingreso Familiar de Emergencia”, el gobierno dará un bono de fin de año a beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH) y repartirá 1,7 millones de cajas navideñas a jubilados.

La suspensión del IFE, medida que fue confirmada por el ministro de Economía, Martín Guzmán, y la titular de la Anses, Fernanda Raverta, le permitirá al fisco ahorrar en diciembre unos $ 90.000 millones. Este recorte forma parte de un intento de consolidación fiscal del gobierno, debido a la necesidad de mejorar las cuentas y disminuir la expansión monetaria del Banco Central. Parte del dinero, sin embargo, se usará para entregar un bono de fin de año a 5,2 millones de niñas y niños que, a través de sus padres o madres, son beneficiarios de la AUH.
Si bien el monto no se ha oficializado aún, el bono sería de $ 8.000, señaló la agencia NA, y se acreditaría en las cuentas del programa antes de la Navidad, un período que suele ser socialmente conflictivo. Otra iniciativa de descompresión social son planes de apoyo para jóvenes que perdieron ingresos durante la pandemia.
Además, como ya se había adelantado, el gobierno oficializará que el 20% de la AUH, de $3.540 será liquidado a todos este año, sin exigir los certificados de cumplimiento en materia de educación y de salud, debido a la pandemia.

La eliminación del tope de 5 hijos por familia para el cobro de la AUH, que ya había adelantado el gobierno, significará incluir a más de 15 mil chicos que no tenían cobertura. Y además la ANSES distribuiría otras 1.700.000 canastas navideñas entre hogares que reciben la Asignación por Hijo.

Comentários no Facebook