Pese a la Sputnik V, Rusia admite que la cifra de muertes por coronavirus es 3 veces mayor que la oficial

0
1


La Administración de Putin queda sumida en un escándalo tras sospechas de ocultar la cantidad de muertes por coronavirus. El país quedó tercero a nivel mundial, detrás de Estados Unidos y Brasil. La economía prima por sobre la salud y muchos hospitales tienen dificultades ante la gran demanda de pacientes afectados.
Desde el comienzo de la pandemia, algunos expertos rusos han dicho que el gobierno estaba minimizando el brote del país.
Rusia ha vuelto a quedar en el ojo del huracán luego de admitir que la cantidad de muertes por coronavirus es tres veces mayor que la oficial. Los funcionarios de salud rusos registraron más de 3 millones de contagiados desde el comienzo de la pandemia, dejando al país en el cuarto lugar en el mundo con respecto a la cantidad de casos. Sin embargo, sólo se han informado 55.265 muertes, una tasa de mortalidad demasiado baja en comparación con otros países muy afectados y para el gran número de infectados en Rusia.

La agencia de estadísticas Rosstat dijo que el número de muertes por todas las causas registradas entre enero y noviembre habían aumentado a 229.700 en comparación con el año anterior, de las cuales 186.000 se vinculan con el coronavirus. Es decir, tres veces más de las que se registraron oficialmente. De este modo, Rusia pasa a ser el tercer país con la mayor cantidad de muertes por Covid-19, detrás de Estados Unidos (335mil) y de Brasil (191mil).

Los países utilizan diferentes métodos para informar de las muertes relacionadas con el virus, pero Rusia ha sido duramente criticada por cómo las calcula. Sus muertes por Covid-19 sólo se enumeran cuando una autopsia confirma que el virus fue la causa principal. De esta manera, otras muertes relacionadas con el coronavirus no habrán sido incluidas.

Durante meses, el presidente Vladimir Putin ha hecho eco de la baja tasa de mortalidad por el virus en su país, enorgulleciéndose de cómo ha manejado la pandemia. Según él, mucho mejor que los países occidentales. Pero estas cifras demuestran lo contrario, no sólo su pésimo manejo de la situación sino, también, reflejaron la falta de transparencia en su administración una vez más.

Desde el comienzo de la pandemia, algunos expertos rusos han dicho que el gobierno estaba minimizando el brote del país. ¿Rusia mintió en las cifras y ocultó muertes? Alexei Raksha, un demógrafo que dejó Rosstat en julio, dijo a la agencia de noticias AFP la semana pasada que el Ministerio de Salud ruso y el Ministerio de Salud del Consumidor habían falsificado las cifras del coronavirus.

En suma, muchos hospitales de muchas zonas del país han tenido dificultades para hacer frente al aumento de pacientes. Y, aunque una segunda ola de infecciones golpea a Rusia, las autoridades se resisten a reimponer un cierre nacional priorizando, de esta manera, la economía por sobre la sanidad. Durante su segunda conferencia de prensa de fin de año a principios del mes de diciembre, Putin rechazó la idea de imponer bloqueos como muchos de los países europeos para la época de fiestas. Pero tenemos claros ejemplos, como Brasil, que nos demuestran que relegar el plano de la salud no es la mejor de las opciones.

Rusia ha puesto todas sus esperanzas en la vacuna Sputnik V para combatir al virus. Pero, una vez más, los rusos están flojos de papeles. Primero, no han dicho cuánta gente han vacunado hasta ahora y, segundo, según la encuestadora estatal VCIOM y la agencia de encuestas Levada, sólo el 38% de las personas planean recibir la vacuna.

Comentários no Facebook