Nerviosismo en el kirchnerismo por posible condena a CFK

0
4

Conforme avanzan los alegatos en la causa Vialidad, crece el nerviosismo en el kirchnerismo por una condena a Cristina Kirchner. De la «pueblada» de Bonafini, al «qué quilombo se va armar» de La Cámpora.

El kirchnerismo vaticina una condena contra Cristina Kirchner en la causa Vialidad y ya hay expresiones de nerviosismo. En las últimas horas, Hebe de Bonafini llamó a una «pueblada» para defender a la vicepresidenta, mientras La Cámpora insiste en las redes sociales: «si la tocan a Cristina qué quilombo se va a armar».
Este viernes (19/08) se reanudó el juicio oral y público de manera semipresencial con los fiscales Diego Luciani y Sergio Mola, quienes ya anunciaron que culminarán su exposición con pedidos de condena para los trece imputados de la causa, entre los que se encuentra Cristina Kirchner. Si no piden más tiempo, la última audiencia será el próximo lunes. Luego será el turno de los alegatos de cada defensa que tendrán tres audiencias: la primera defensa en alegar será la de Lázaro Báez, y la de CFK será la sexta.

La expectativa del Tribunal Oral Federal (TOF), si se llega con los plazos, es que antes de fin de año de a conocer su veredicto en el caso.
En la causa se debate si las empresas de Báez resultaron beneficiadas con la adjudicación de 51 obras públicas viales en Santa Cruz durante las gestiones kirchneristas de manera irregular. La fiscalía aseguró en las audiencias anteriores que en esas adjudicaciones hubo sobreprecios, demoras injustificadas o trabajos inconclusos.

Las defensas esperan su turno para alegar, y plantearán que las obras fueron realizadas y que si alguna no se terminó fue por abandono atribuido al gobierno de Juntos por el Cambio.

En las últimas audiencias los fiscales rebelaron nuevos chats entre los funcionarios y empresarios implicados, que involucran a Cristina Kirchner en las presuntas maniobras para favorecer a Lázaro Báez con la adjudicación de obras públicas. De acuerdo a las acusaciones que se presentaron en el expediente de Vialidad, Cristina Kirchner lideró una asociación ilícita que direccionó obras públicas a favor de Lázaro Báez, ganando licitaciones que le permitieron hacerse cerca del 80% de la obra vial de Santa cruz por más de 46.000 millones de pesos. El fiscal Luciani constató además que hubo licitaciones fraguadas en las que competían entre sí distintas empresas de Báez, que sólo cumplió a tiempo con dos de las 51 obras que se la adjudicaron, y 24 nunca fueron terminadas. En este marco, conforma avanza el juicio, el kirchnerismo evidencia cada vez más nerviosismo y lanza amenazas. Ayer, la presidenta de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, convocó a realizar una «pueblada» para defender a CFK y que no vaya presa por la causa Vialidad. «No podemos permitir que Cristina sea condenada ni que vaya presa. Hay que hacer una Puebla, es lo único que le va a salvar. Hay que defender la con todo. Nosotros somos la justicia ”, afirmó Bonafini en un fragmento de su discurso, durante un acto junto al intendente de Ensenada, Mario Secco, y el intendente de Pehuajó, Pablo Zurro. Estas polémicas declaraciones de Bonafini se suman a los constantes mensajes de La Cámpora en las redes sociales agitando el «quilombo» si «tocan a Cristina».

Comentários no Facebook